Del Théâtre des Champs-Elysées

Magdalena Kožena es una artista seria. Y curioso. En preparación para la grabación de Carmen en 2012 y las siguientes actuaciones en Salzburgo, decidió ir a Andalucía para conocer al bailarín Antonio El Pipa, quien le introdujo al arte ancestral del duende. De esta reunión nace el deseo de compartir la escena y de “cantar” sus dos artes, la canción barroca española y el arte del flamenco, que naturalmente tienen raíces comunes. Esto se entiende y se ve así, ofreciendo así una fiesta ibérica de los sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *